Servicio a Domicilio de Lunes a Sábado.

Avenida Guadalajara 21, 28863 Cobeña (Madrid)

SIBO – ¿Qué es? Cómo detectarlo y posibles soluciones.

“SIBO” esa palabra tan de moda ahora mismo en ámbitos de salud y nutrición.

Cada vez somos más personas las que nos preocupamos por nuestra salud de una forma holística. Poniendo atención a nuestro cuerpo, sus señales y sus necesidades, antes de llegar a tener ninguna patología concreta. Porque la salud, no es curarse de enfermedades, sino llevar un estilo de vida que propicie no llegas a tenerlas.

 

El sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado (SIBO, por sus siglas en inglés) se produce cuando hay un aumento anormal de toda la población bacteriana en el intestino delgado, en particular de los tipos de bacterias que no se encuentran comúnmente en esa parte del tubo digestivo.

Normalmente propiciado por una alimentación poco natural, basada en productos procesados, harinas y azúcares refinados. Aunque hay muchos otros factores que favorecen un desajuste en el equilibrio de nuestra micro-biota intestinal, tales como el estrés continuado, desarreglos hormonales, ingesta de alcohol y otros estupefacientes…

Síntomas
Algunos signos y síntomas de SIBO a menudo incluyen:
 Pérdida de apetito
 Dolor abdominal
 Náuseas
 Hinchazón
 Incómoda sensación de saciedad después de comer
 Diarrea o estreñimiento
 Pérdida de peso involuntaria
 Desnutrición
 Halitosis
 Síntomas neurológicos como niebla mental, confusión

Para comprobar si realmente tienes SIBO, no basta con la detección de síntomas. Es necesario acudir a un especialista de sistema digestivo que nos realice una  prueba de aliento, o test de lactulosa, que suele ser uno de los métodos más comunes. Consiste en un test no invasivo que mide la cantidad de hidrógeno y metano que se exhala tras beber una mezcla de agua y glucosa.

Factores de riesgo
Los factores que aumentan el riesgo de SIBO incluyen:
 Cirugía gástrica para la obesidad o úlceras
 Un defecto estructural en el intestino delgado
 Una lesión en el intestino delgado
 Un pasaje anormal (fístula) entre dos segmentos del intestino
 Enfermedad de Crohn, linfoma intestinal o esclerodermia que afecta el intestino delgado
 Antecedentes de radioterapia dirigida al abdomen
 Diabetes
 Diverticulosis del intestino delgado
 Adherencias causadas por cirugía abdominal previa

Complicaciones
El sobre crecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO) puede causar problemas crecientes,
que incluyen:

 Mala absorción de grasas, carbohidratos y proteínas. Las sales biliares, que normalmente se
necesitan para digerir las grasas, se descomponen por el exceso de bacterias en el intestino
delgado, lo que resulta en una digestión incompleta de las grasas y la diarrea. Los productos
bacterianos también pueden dañar el revestimiento mucoso (mucosa) del intestino delgado, lo que
resulta en una disminución de la absorción de carbohidratos y proteínas.
Las bacterias pueden competir por los alimentos disponibles. Y los compuestos producidos a través
de la descomposición bacteriana de los alimentos estancados también pueden desencadenar
diarrea. El efecto de la combinación de estos factores, producen el crecimiento excesivo de
bacterias que resultan en inflamación, dolor, diarrea, desnutrición (por mala absorción) y pérdida
de peso.

 Hipovitaminosis. Como resultado de la absorción incompleta de grasas, el cuerpo no puede
absorber completamente las vitaminas liposolubles A, D, E y K. Las bacterias en el intestino delgado sintetizan y usan vitamina B-12, que es esencial para el funcionamiento normal de su sistema
nervioso y la producción de células sanguíneas y ADN. El crecimiento excesivo de bacterias puede
provocar deficiencia de B-12 que puede provocar debilidad, fatiga, hormigueo y entumecimiento en
las manos y los pies y, en casos avanzados, confusión mental. El daño al sistema nervioso central
como resultado de la deficiencia de B-12 puede ser irreversible.
 Huesos debilitados (osteoporosis). Con el tiempo, el daño al intestino por el crecimiento
bacteriano anormal causa una absorción deficiente de calcio y, finalmente, puede conducir a
enfermedades óseas, como la osteoporosis.
 Cálculos renales. La mala absorción de calcio también puede eventualmente resultar en cálculos
renales.

La terapia de erradicación de SIBO se basa actualmente en el tratamiento con antibióticos. Se
aplica rifaximina, un antibiótico gastrointestinal específico de amplio espectro que no demuestra
resistencia bacteriana clínicamente relevante. Se usa en el tratamiento de trastornos
gastrointestinales asociados con una flora bacteriana alterada, incluido el síndrome del intestino
irritable (SII) y el sobre crecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO). Sin embargo, el uso
de antibióticos tienen un perfil considerable de efectos secundarios y el SIBO comúnmente vuelve
a ocurrir después de la erradicación exitosa con antibióticos.

 

EN NUESTRO HERBOLARIO CONTAMOS CON SIBO Balance.

SIBO BALANCE puede ser útil como coadyuvante en el control del sobre crecimiento bacteriano.
Las plantas utilizadas – TOMILLO, OREGANO; PAU D’DARCO, CLAVO, JARA – son conocidas en el
uso tradicional para tratar alteraciones del sistema inmunológico.

TOMILLO (Thymus vulgaris)

El aceite de tomillo tiene propiedades antibacterianas, antimicrobianas y anti
inflamatorias. Según un estudio, incluso se dice que el tomillo es altamente efectivo contra
muchas cepas de bacterias resistentes que se producen como resultado del tratamiento excesivo
con antibióticos.
Entre sus componentes destacan los flavonoides, principalmente flavonas metoxiladas y el aceite
esencial. Contiene fenoles volátiles (timol y/o carvacrol). El tomillo tiene actividad
antiespasmódica, expectorante y antiséptica, por lo que se emplea principalmente como
antitusivo y en otras afecciones respiratorias y ORL. Las actividades antiinflamatoria y antiséptica
del tomillo se aprovechan en estomatitis y en algunas afecciones del aparato genital femenino. El tomillo

estimula las secreciones gástricas es un antioxidante, fortalece los procesos digestivos ,
ayuda contra la flatulencia y la acidez estomacal.
Además, el timol y el carvacrol tienen una acción antimicótica efectiva frente a Cándida albicans.
Por otra parte, el extracto acuoso de tomillo inhibe de forma significativa, in vitro, el crecimiento
del Helicobacter pylori y su potente actividad ureásica.

Beneficios para la salud del tomillo:

 Apoyo al sistema inmunológico: Contiene sustancias como timol y carvacrol que apoyan el
sistema inmunológico. Estas sustancias tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias
que ayudan a prevenir infecciones.
 Trastornos respiratorios: El tomillo es conocido por sus propiedades expectorantes y
mucolíticas, lo que significa que ayuda a eliminar la mucosidad de las vías respiratorias. El té
o inhalación de tomillo alivia los síntomas de resfriados, tos, dolor de garganta y otros
problemas respiratorios.

 Problemas digestivos: El tomillo alivia problemas digestivos como gases, diarrea e
indigestión. Contiene sustancias que calman el estómago y los intestinos y favorecen la
digestión.
 Propiedades antimicrobianas: Estas propiedades pueden ser útiles para prevenir
infecciones y ayudar a tratarlas.
 Apoyo a la salud cardiovascular: El tomillo contiene compuestos que pueden reducir la
presión arterial y apoyar la salud del corazón.

OREGANO (Origanum vulgaris)

El Orégano, también conocido como mejorana silvestre, no solo es una especia popular en la
cocina, sino que también tiene muchas propiedades terapéuticas. Es rico en antioxidantes y
antimicrobianos que apoyan el sistema inmunológico y ayudan a prevenir infecciones e
inflamaciones. El Orégano se usa tradicionalmente para tratar infecciones respiratorias,
problemas digestivos y dolores de cabeza.
Un estudio publicado en el Journal of Applied Microbiology encontró que el aceite esencial de
orégano tenía una actividad antimicrobiana significativa contra bacterias asociadas al SIBO, como
Escherichia coli y Salmonella entérica.
Los principales beneficios para la salud del orégano incluyen:

 Apoyo del sistema inmunológico: El orégano contiene altos niveles de antioxidantes como
el ácido rosmarínico, el ácido cafeico y los flavonoides, que respaldan el sistema
inmunológico y protegen el cuerpo de los radicales libres.
 Efectos antiinflamatorios: Su contenido en ácido rosmarínico y betacaroteno, ayuda a
reducir la inflamación en el cuerpo, lo que puede ayudar a prevenir muchas enfermedades
como la artritis, el eccema y el asma.
 Efecto antimicrobiano: El orégano contiene potentes sustancias antimicrobianas como el
carvacrol y el timol que combaten bacterias, virus y hongos.
 Efectos digestivos: Reduce los gases y la hinchazón y alivia el tracto digestivo. También
puede ayudar con problemas digestivos como diarrea y calambres abdominales.

PAU D’ARCO (Tabebuia avellanedae)

Durante siglos, los indios sudamericanos han utilizado la corteza interna del árbol Pau D’Arco para
diversas dolencias, incluidas diversas enfermedades infecciosas. Cuando este remedio llamó la
atención de los investigadores occidentales, se descubrió que tenía poderosas propiedades
antisépticas y era efectivo contra virus, bacterias, hongos y parásitos, sin ser tóxico para las células
sanas del cuerpo. El extracto de Pau D’Arco también se ha dado a conocer en la medicina
complementaria occidental.
El árbol Pau D’Arco es conocido por su madera robusta y duradera, que es resistente al daño por
hongos e insectos. Una causa importante de esto es la presencia de una gran cantidad de
quinonas. El grupo de las quinonas es un grupo importante de compuestos en el mundo vegetal y
animal. Por ejemplo, dos miembros de esta familia son la vitamina K y la coenzima Q10. Ahora se
han encontrado más de 20 compuestos de quinona en la corteza del árbol pau D’Arco. El lapachol,
junto con el beta-lapachol (otro ingrediente importante del Pau D’Arco), forma parte del grupo de
las naftoquinonas. El grupo de las naftoquinonas es un grupo bastante raro de quinonas. Otro
grupo importante de quinonas en Pau D’Arco es el grupo de las antraquinonas.
Las quinonas están involucradas en el transporte biológico de hidrógeno y electrones en la
respiración celular. El ejemplo más importante es la cadena de transporte de electrones en la
mitocondria, donde finalmente se produce ATP. Las quinonas de Pau D’Arco parecen desacoplar
selectivamente la cadena de transporte de electrones en células patógenas (incluyendo células
altamente mutadas) (pero no en células sanas). Como resultado, la célula prácticamente ya no
puede producir ATP y eventualmente muere. En tales células, Pau D’Arco también inhibe la ATPasa,
necesaria para la síntesis de ADN y ARN. La ATPasa es la enzima que cataliza el paso final en la
formación de ATP. El resultado es la apoptosis (muerte celular). Este fenómeno no parece ocurrir en
células sanas. Solo hervir la corteza durante unos 10 minutos da una solución levemente efectiva.
La corteza pulverizada es más efectiva, pero un extracto es aún mejor.

Existe justificación científica en particular para su uso en:
Infecciones (virales, fúngicas bacterianas, parasitarias): Pau D’Arco inhibe y destruye diversas
bacterias, levaduras, hongos y virus. Las quinonas presentes en Pau D’Arco parecen ser las
responsables de esto. Existe un amplio grupo de bacterias patógenas contra las que Pau d’Arco ha
demostrado ser eficaz. Estas son bacterias como Staphylococcus aureus, Helicobacter pylori y
Brucella. Las naftoquinonas en Pau d’Arco parecen ser altamente efectivas contra Candida albicans
y al menos otros once hongos y levaduras. El lapachol y el beta-lapachol tienen una actividad
antifúngica comparable o más fuerte que el ketoconazol, un fármaco antifúngico de uso
común. Sin embargo, Pau d’Arco a menudo se pasa por alto en el tratamiento de los hongos
Candida.
Uno de los efectos más fuertes de Pau d’Arco es contra los virus. Lapachol inhibe el crecimiento de
varios virus, incluidos varios virus del herpes, algunos virus de la influenza, el virus de la
poliomielitis y el virus de Epstein-Barr. Se sugiere que la razón de esto es la inhibición de las
enzimas que permiten que estos virus se adhieran.
También se ha demostrado científicamente un efecto contra varios parásitos (incluidos el
paludismo, el esquistosoma y el tripanosoma). En 1948, Pau d’Arco fue mencionado como uno de
los antipalúdicos más prometedores.
Las naftoquinonas (factores N) también están actualmente en el punto de mira como pesticidas
naturales. Pau d’Arco también se puede utilizar contra varios tipos de parásitos. Los ingredientes de

Pau D’Arco se han estudiado intensamente en relación con Schistosoma mansoni y
Trypanosoma cruzi, los agentes causantes de la Bilharzia (esquistosomiasis) y la enfermedad de
Chagas (tripanosomiasis), respectivamente. El extracto de Pau d’Arco es uno de los antioxidantes
más potentes. La investigación in vitro muestra una inhibición clara y poderosa de los radicales
libres y las sustancias inflamatorias (incluidos los leucotrienos) por parte de los ingredientes de
Pau d’Arco. Incluso cuando se toman por vía oral, los ingredientes de Pau D’Arco se excretan a
través de la piel, donde forma una barrera natural que inactiva los microorganismos poco después
de que entren en contacto con la piel. Exactamente lo mismo sucede en las mucosas del tracto
gastrointestinal, impidiendo la penetración de los parásitos.

CLAVO (Syzygium aromaticum)

El aceite esencial de eugenol (AEE) es el componente principal en los extractos aromáticos
de Syzygium aromaticum (clavo) y tiene varias propiedades biológicas, como actividades
antibacterianas, antioxidantes y antiinflamatorias, así como el control de vómitos, tos, náuseas,
flatulencia, diarrea, dispepsia, distensión estomacal y dolor de espasmo gastrointestinal. También
estimula los nervios. En un estudio se evaluó, una vez extraído y purificado el aceite esencial de
eugenol (AEE) de brotes de clavo, su capacidad para combatir Helicobacter pylori resistente.
Además, también se investigó la actividad antiinflamatoria del AEE y su capacidad para suprimir la
formación de biopelículas de H. pylori, que son responsables de la resistencia a los antibióticos. Un
ensayo mostró que Helicobacter pylori es sensible a AEE. La concentración mínima de inhibición
(CMI) de AEE varió de 23,0 a 51,0 μg/ml contra aislados clínicos de Helicobacter pylori y cepas
estándar. AEE exhibió acción antibacteriana contra cepas resistentes de Helicobacter pylori, así
como actividades antibiofilm y antiinflamatorias.
Además, se encontró que los mecanismos de acción de los extractos de Syzygium
aromaticum contra H. pylori, estaban destruyendo la estructura bacteriana, regulando a la baja la
expresión de genes de virulencia e interfiriendo en las vías metabólicas de el ciclo del ácido
tricarboxílico y piruvato.

JARA (Cistus ladanifer)

La Jara es utilizada mayormente en perfumería, donde se emplea como fijador de perfumes.
Recientemente, se ha informado sobre la utilidad en el campo cosmético de los extractos de
dos especies diferentes de Cistus , Cistus incanus y Cistus ladanifer pues poseen actividad de
protección solar, lo que promueve su aplicación como productos contra la hiperpigmentación y el
melanoma. Pero la Jara ha vuelto a recuperar cierto protagonismo medicinal para tratar gastritis,
úlceras, como antifúngico, antibacteriano y antivírico. Los extractos de hojas de Cistus ladanifer
exhiben potentes actividades antioxidantes y antiproliferativas contra las células de cáncer de
hígado, próstata y mama.
Se han empleado en la medicina tradicional de la región mediterránea como infusiones de hierbas
o como extractos para el tratamiento de una variedad de enfermedades de la piel. Desde la
antigüedad, Cistus ladanifer se ha utilizado también para tratar una variedad de afecciones, como
diarrea, disentería, catarro y el dolor asociado con la menstruación. Este género es rico en
compuestos biológicamente activos como flavonoides, glucósidos y terpenoides, a los que se
atribuyen las diferentes actividades biológicas. Esta planta tiene un potencial farmacológico
significativo en el que varios estudios han informado sobre los efectos antioxidantes,
antiinflamatorios, analgésicos, hipoglucemiantes e hipolipidémicos.

Existen numerosos estudios sobre las propiedades muy interesantes de los productos de Cistus
Ladanifer, como el aceite esencial, por ejemplo, pero los datos científicos de hierbas de Cistus son
bastante raros. Sin embargo, hay un estudio publicado en el Phytochemical Analysis Journal, que
comparó extractos acuosos de varias especies de cistus, entre los cuales también se encontraba una
muestra de Cistus Ladanifer. Sobre uno de los parámetros en el estudio donde se encuentran los
elagitaninos, los autores expresaron: “Los elagitaninos son el grupo más grande de taninos y poseen
actividades antioxidantes, antitumorales, antiateroescleróticas, antiinflamatorias, antibacterianas,
antihepatotóxicas y antivirales“.